El principio del fin…

Empezamos a detectar mucho trafico por AIS:
2 de Marzo

Es una sensación extraña. Una sensación perdida desde meses atrás. Había olvidado que existía. No es más que sentir el calor del sol que cosquillea en mi espalda. Ni en Capetown ni en Wellington y menos en el Sur había experimentado esta caricia tan agradable. Curioso…

Estas últimas doce horas hemos hecho muchos cambios de vela, hemos utilizado todas nuestras velas “sanas” restantes: masthead code zero, fraccional code zero, solent, trinqueta y A6. Como si estuvieramos en el Mediterráneo, navegando hacia al sur de Francia, en verano. Mismas latitud, mismo rumbo, mismo viento juguetón…

Eolo va, viene, desaparece, nos pone a prueba… Nos hace merecedores de antemano de la cerveza helada que nos espera en Punta del Este.

Estamos “haciendo” agua para que ya nos baste hasta la llegada. La desalinizadora no deja de funcionar. Tememos que entrando en Rio de la Plata el agua esté demasiado turbia para el buen funcionamiento de una de las joyas del barco. Cuando pienso que somos cien por cien autónomos, me siento bien. Aprovechamos los recursos naturales lo mejor posible: La fuerza del viento para movernos, la fuerza del sol y nuestra velocidad para producir energía, y el mar para hidratarnos. Que más podríamos pedir?

Es por ello que creo que una vuelta al mundo como ésta es una de las últimas aventuras, puras, sin extras, que un habitante de la faz de la tierra puede llevar a cabo. Una prueba humana en toda regla. La dureza está en todo. Desde conseguir la financiación para estar en la línea de salida, hasta el aguante físico y psíquico, sin olvidarse no romper e intentar ser el más rápido y/o el más listo.

Llevo un buen rato relacionándome con una manada de delfines comunes. Saltan y juegan como si no hubiese mañana. He intentado presentarme, pero quizá no entienden mi fuerte acento español.

Quedan 250 millas y posiblemente nos hemos acercado demasiado a la costa. Estamos a la altura de Mar de Plata. Equivale a estar delante del Mar menor para completar nuestra virtual vuelta a España.

Llega la anarquía al Bulli-mess. Estos cocineros-skippers ya no respetan nada. Comemos cuando queremos, sin orden ni rigor y hemos asaltado todas las bolsas de comida restantes en busca de alimentos que se puedan ingerir sin hervir agua: no necesitamos calentarnos precisamente. El barco parece el escenario de una de estas películas en que se desata el caos y los ciudadanos asaltan y arrasan los supermercados. Una pena que no podamos asaltar un helado o una bebida fría (me lo apunto en mi lista…)

Y como queda poco para cumplir el objetivo, me voy a permitir ser previsible. Hoy este humilde Dj os deja con Arround the World. Red Hot Chilli Peppers

Buenas noches desde Financial Crisis en 38º31 S, 57º41W – S.O.G: 4.3Kts – C.O.G: 25G – TWS: 8Kts. Condiciones perfectas para ponernos morenos y que nos devoren los bichos, como ahora…Configuración vélica: mayor entera y masthead code zero.

Donaciones: gracias Robinson.

Anuncios

3 pensamientos en “El principio del fin…

  1. Francesca dice:

    Creo que la vuelta al mundo es el mejor remedio contra la crisis: aprender a ser autónomos y ecológicos … ¡ Habéis cumplido una meta más!
    ¡ Y si incluso vais a llegar morenitos !
    ¡ Falta poco para esa cerveza fresquita y bien merecida … incluso dos !
    Os seguimos acompañando hasta la meta …

  2. felix carretero dice:

    Disfrutad el sol y todo lo que habeis conseguido.Un saludo muy especial para Marco, que ha demostrado ser un gran patrón: Un buen patrón debe tener un buen martillo, si señor.Antiguamente eso se decía de los buenos mecánicos.Saludos desde Mallorca.Felix y Malén.

  3. Virginia Escalas dice:

    Hugo, estamos contigo en estos últimos días, que sabemos se te están haciendo muy largos. Pronto podrás degustar un helado, unas cervezas bien frías. Y tu tarta de queso, of course.

    Casi me da miedo que vuelvas, sé que vas a estar tan liado y con tanta gente que querrá verte que tendré que ponerme a la cola……..Y a saber cuándo será.

    Pero me da lo mismo, te apoyo, en la distancia y también en las distancias cortas. Ánimo que queda menos. VUELVE , dp de dar la vuelta al mundo UN GRAN NAVEGANTE, pocos como tu.

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: