Archivos Mensuales: noviembre 2011

EL PRIMER DÍA …

Primer día de la segunda etapa de la Global Ocean Race y nos vamos a amarinar a la fuerza. Estamos ciñendo con vientos de proa de entre 26 y 30 nudos asi que debido a la incomodidad que supone escribir en esta situación, y visto la constante atención que requiere el barco, seré breve.

Después de haber liderado un buen rato la cabeza de la flota, se han invertido los papeles y nos hemos quedado encalmados, por suerte junto a nuestros rivales directos, los barcos de primera generación.

Ahora estamos sorteando barcos pesqueros; los hay por todos lados y resulta difícil adivinar sus cambios de dirección.

Como esta última noche en tierra he dormido fatal he descansado unos momentos; ahora, después de timonear un buen rato he decidido refugiarme  en el interior antes de virar de bordo hacia el E, algo que sucederá pronto.

Este barco es una piedra, mucho mas seguro que Cessna y con una posición de caña mejor resguardada de los rociones; por si acaso, ya llevo el traje seco: ! una maravilla!

Menu de hoy: roasted chicken con vegetables, suena mejor de lo que ha sido.Tenía la impresión de comer neumáticos quemados…

!Espero mañana disponer de más tiempo para escribir! El primer día suele ser asi…..

Buenas noches desde FINANCIAL CRISIS, jugando al escondite con PHEYESA RACING.

Anuncios

Primer vídeo y última cama caliente hasta 2012…

28 Noviembre.

Y ya llega el momento de nuevo, el estrés, los nervios, ¿Nos habremos olvidado algo? Por suerte como sé que llevamos lo indispensable a bordo intento mantener la cabeza en blanco. Lo único que me hubiese gustado hacer antes de irme es cortarme el pelo y dejarme llevar por Capetown en el bus turístico… Por lo tanto si es lo único creo que no está del todo mal.

Para quien se haya despistado, concretar que esta etapa la correré a bordo de Financial Crisis con mi amigo Marco. Marco y yo hemos decidido borrar cosas de la lista que no eran indispensables y simplemente salir tranquilos y disfrutar. Siempre me paro a analizar los proyectos y creo que el nuestro no es estar trabajando toda la noche para sacarle una punta de velocidad más al barco, sino salir serenos y con ganas de comernos el Océano Índico. Eso sí, sin tonterías. Mente fría…

Por otro lado creo que no estoy del todo nervioso porque quizá todavía no me haya dado cuenta a donde vamos, o por lo menos como vamos. No lo sabré hasta dentro de unos días.

Una de las cosas que me preocupa más es el frío y la posibilidad de estar mojados constantemente. He preparado mi bolsa a conciencia, con mis kits semanales de calcetines-calzoncillos al vacío, sólo por si acaso. Ayer cuando tenía todo encima de la cama del hotel pensaba que nada cabría en mi minúscula bolsa de navegar, pero he sido muy bueno jugando al Tetris, así que increíblemente todo ha cabido. Lo que tengo claro es que mañana ya saldré con el traje seco, no sea que me moje nada más empezar. Podría ser un auténtico desastre.

Pasaremos las navidades y seguramente año nuevo a bordo, pero tampoco hemos preparado nada demasiado especial, había que pensar en ello, y justamente era lo que intentábamos no hacer: pensar.

Estos días he tenido muchísimos momentos agradables que me van a hacer recordar la escala con una buena sonrisa en los labios.

La primera fue que nos reconociesen oficialmente a Conrad y a mí como los más rápidos en 24 horas durante la primera etapa, con nada menos que 328 millas, cosa que hace unos años, incluso en los antiguos Maxis hubiese sido difícil. Quizá algo bien hicimos, o quizá no, ya que apretamos demasiado el barco con nefastos resultados.

La segunda ha sido que los grandes cracks de la regata, Halvard Mabire, Miranda Merron y Ross y Campbell Field me invitasen a cenar a su casa hace un par de días. ¡Me temblaban las piernas cuando me dirigía a la cita! No las tenía todas conmigo, pero es normal si estos nombres son los nombres que leía de pequeño en las revistas  sobre la Volvo, los récords Vuelta al Mundo, temerarios cruces del Atlántico…Fue con ellos que realmente empecé a sentir pasión por la la vela Oceánica…. En estos casos lo único sensato que puedes hacer es escuchar escuchar y? Escuchar otra vez. Y claro está, guardártelo bien dentro. No hace falta decir que pasé una velada formidable…

Y la tercera ha sido charlar brevemente con dos de mis máximos referentes actuales de la vela olímpica  y de la vela oceánica: Iker Martínez y Jordi Calafat, del Telefónica Team, que pocas horas antes acababan de ganar la primera etapa de esta edición de la Volvo Ocean Race. Me sentí honrado que con tanto cansancio y con tanto trabajo programado tuviesen tiempo para interesarse por mí. Bravo a todo el Telefónica Team por el excelente trabajo realizado. En España, por mucho que digan, podemos hacer un trabajo más que excelente. Ellos lo están demostrando. Suerte para las próximas etapas.

Mañana volverá vuestro tan ansiado apartado culinario-oceánico, con nuevos platos, nuevas ideas y sobretodo más hambre.

Y no sé si estoy bloqueado por unos nervios que no acaban de florecer, pero lo que está claro es que la aventura empieza ahora, así que me despediré hasta mañana, que estaré en mi terreno de juego, dónde es más fácil expresarme, ya que ahora tengo la impresión que sólo escribo sandeces poco interesantes.

Os quiero recordar que a quien le apetezca colaborar para que pueda seguir escribiendo surcando los océanos, o para que pueda grabar y seguir siendo vuestros ojos en los océanos, en www.hugoramon.com hay un apartado para donar lo que queráis. Anónimos, desconocidos, sois bienvenidos ¿Si les funciona al resto de los skippers por qué no a mi?

Os dejo con el primer vídeo de los cinco que constituyen la primera etapa. Cada lunes sacaremos un nuevo vídeo, que he editado personalmente, con todo el cariño del mundo, pero con pocos medios. Como suelo decir, a difundir sin moderación

1a Parte 1 Etapa Vuelta al mundo Global Ocean Race

Buenas noches desde la oficina de la Global Ocean Race.

¡GRACIAS CAPETOWN!

Mentiras, Izivunguvungu y Nightlife

20 de Noviembre. 35-40 Nudos en el índico Sur. Nada más empezar el temporal hemos roto un timón en la primera “ida de orzada” violenta.   Hemos podido cambiarlo por otro. La mala suerte nos ha seguido persiguiendo. Marco ha volado debido a un fuerte botavarazo en la cabeza durante un flameo. No se ha caído al agua ni se ha hecho gran cosa, yo mismo me he querido asegurar de ello. Está siendo muy duro, las olas barren la cubierta y tenemos todo el peso a hacer banda. Llevamos sólo un pequeño foque en proa y  noto el barco pesado, no acabamos de planear como deberíamos. En lo que respecta a las noticias de la flota, Nick Legatt se ha golpeado con la trapa y sangra en la cabeza. No ha corrido tanta suerte como mi indestructible Marco. También hemos recibido noticias de volcadas y en una de ellas alguien ha roto el mástil, pero la información es confusa y poco precisa , todavía no sabemos quién ha sido.

Pero… es 20 de noviembre y la segunda etapa de la Vuelta al Mundo Global Ocean Race sale el 27 de noviembre… -Hugo, ¿qué nos estás contando? Ninguna mentira, pero sí que es cierto que no os he contado toda la verdad… El viernes casi todos los skippers nos dirigimos a Simontown, que ya está en el Océano índico, para participar en un programa educativo con la ONG Izivunguvungu (que en Isizulu quiere decir: viento fuerte repentino) (www.izivungu.co.za)

La ONG tiene como objetivo apartar a los niños y adolescentes de la calle y de las drogas, dándoles una pasión que  puedan transformar en un oficio. Pensábamos que como muchas otras veces nos encontraríamos con chicos aprendices, pero nada más lejos de la realidad. ¡Estoy convencido que nos enseñaron más a nosotros que nosotros a ellos! El programa funciona a la perfección, tienen patrocinios y pequeñas ayudas y me hizo ver con mis propios ojos los valores reales de pasión, camaradería y buen hacer deportivo que la vela puede  aportar. Me fascinó ver las ganas que tenían de navegar encima de cualquier cosa que flotase y los ojos de  admiración que los más jóvenes tenían sobre sus mayores. Forman un excelente grupo de 20 que cada día salen a navegar después de clase. Izivunguvungu además se encarga de enseñarles a cuidar y reparar barcos, velas. Los barcos escuela con los que regateamos tienen unos 50 años y todavía navegan…

Como soplaba fuerte y sólo había una embarcación de apoyo, hicimos un tipo de competición tradicional en la ONG: un recorrido entre boyas fijas cerca del dique. Sólo navega una tripulación cada vez y se trata de realizar el menor tiempo posible entre todos los recorridos del día. Se puede hacer cuántas veces se quiera o pueda. Mi tripulación de dos y yo salimos los primeros e hicimos 2 recorridos y conseguimos el tercer mejor tiempo del día, aunque no exentos de roturas, como he escrito al inicio. Los chicos eran realmente buenos, trimaban y leían el viento increíblemente. Además su agilidad hacía que podíamos colgarnos de la cincha como auténticos saltimbanquis.

Después de la jornada, entrega de trofeos con  pequeños premios en metálico para recompensar su esfuerzo y unos bocadillos para asegurarse que comiesen esa noche.

Una de las reglas de Izivunguvungu es que si alguna vez son arrestados por la policía, se les expulsa temporalmente. Están tan apasionados que no soportan quedarse lejos de este ambiente deportivo  y no vuelven nunca a cometer un error.

Como prueba de que además funciona no sólo socialmente sino deportivamente, uno de los chicos está en el equipo pre-olímpico y otro con el que tuve la suerte de navegar es 3 veces campeón del mundo como proel en la clase SB3. No me cabe la menor duda, que un chico que viene de un entorno difícil será el tripulante más fiel que un barco pueda tener jamás.  Por mi experiencia  en el campo me he dado cuenta que son más agradecidos que la mayoría de personas que tienen de todo.

He empezado a pensar que me encantaría desarrollar un programa similar en Mallorca. Tengo ya algunas ideas que ligarían a la perfección con mis campañas oceánicas. Ojalá algún día podamos hacer algo y muchos chicos en Mallorca puedan tener la misma oportunidad que los chicos Surafricanos que he conocido…

En nuestro apartado de “Barco” sigo revolviendo la vida del pobre Marco. Lo estoy volviendo loco con tanto quitar peso, material y cabo que considero inútil. Pero él siempre escucha y con una sonrisa me da  luz verde. Todo un crack. Hoy hemos izado un par de velas con las cuales tenía dudas ya que no había visto su forma y después de un par de ajustes nos hemos quedado ambos contentos. Cada vez que abrimos una vela Marco tiembla por si no me acaba de gustar, pero si le comento que su vela “reciclada” está perfecta con tal y cual ajuste, y que no hace falta que se arruine aún más en desarrollar alguna nueva, se convierte de nuevo en un hombre feliz

De Ferrán Adrià del mar, entre etapas me convierto en un animal que sólo abre la boca y deja perezosamente que la comida fluya por su garganta. Como sólo pensar en los liofilizados y en mi ingenio para mejorarlos me pone de mal humor, ayer aceptamos la sugerencia de Nick Legatt de abrir nuestras mentes e ir a un Restaurante Etíope. (Sólo después de habernos jurado y perjurado que era muy barato…) Toda una fiesta para mi estómago y para los sentidos, ya que la manera de presentar la comida o los rituales para comerla difieren mucho de los europeos. La materia prima con la que cocinan es perfectamente aceptable y conocida para un europeo un poco reticente a las novedades, así que os recomiendo que algún día vayáis a uno.

Y para acabar “Wild life” in Capetown. Después de admirar los acantilados en ebullición volviendo de Simontown, también tuvimos la oportunidad de experimentar un poco de Nightlife en Long Street, la calle de fiesta para los locales. Una pasada ver como en todas las casas que forman la calle, los balcones se convierten en una prolongación de las discotecas o pubs y forman un ambientazo digno de ver. Por suerte es una calle casi dedicada a esto y no creo que entorpezca el descanso de los vecinos porque dudo que haya edificios habitados. Como supondréis fue un visto y no visto porque como cada día estamos realmente cansados…

Buenas noches desde Charles Guesthouse, haciendo la maleta para que Pip Hutton-Squire y Nick Legatt me acojan en su casa hasta el día de la salida…

Secreto a voces

Y por fin noticias frescas. Llegué a Capetown cuarto y saldré de Capetown tercero. Efectivamente es una manera de anunciar que voy a continuar la regata con Marco Nannini y su “Financial Crisis”. Después de que Paul Peggs anunciase que no podía seguir adelante por razones personales, Marco me ofreció la posibilidad de hacer las dos próximas etapas con él. No cabe duda que no me lo pensé demasiado. El Océano índico  el Pacífico me llamaban, así que en el primer momento posible deposité a Flashy, mi mascota hecha por los niños de Mons, a bordo de “Financial Crisis”, símbolo de que nuestro pacto verbal se había formalizado. De hecho Flashy y Clubby, su mascota-foca, están haciendo buenas migas.

Estos días hemos estado conociéndonos un poco mejor y tengo que decir que estoy honrado de navegar con alguién que me inspira tanta seguridad como Marco. Estoy convencido que formaremos un gran equipo, latino, por cierto. Los dos aportaremos grandes cosas al funcionamiento del barco. Es muy agradable pasarnos los días discutiendo mejoras al barco y planificando estrategias de convivencia a bordo. Estoy más que contento de poder aportarle todo lo que puedo. Venimos de dos mentalidades diferentes pero muy abiertas, tengo que decir que estoy asombrado y muy agradecido del caso que Marco hace a mis ideas. Analizamos fríamente todos los pros y los contras de las modificaciones que podemos realizar. Por ejemplo estamos revisando todo el inventario para así yo saber todo lo que llevamos a bordo y ¡creo que hemos consensuado quitar un tercio de material!  Cuantas menos cosas a bordo mejor. Permite una mejor clasificación en las bolsas de “stacking” y encontrar lo esencial más fácilmente. ¡Espero que además se traduzca en surfeadas más largas en los dos grandes océanos que vamos a surcar!

 Creo que no pasa desapercibido que “Financial Crisis” es un barco un poco más antiguo y más pesado que por ejemplo “Cessna Citation” y con un interior no tan adaptado para mover los pesos, pero de nada sirve ser rápido si no se navega en la buena dirección.  Confío plenamente en la frialdad y en la gran inteligencia de Marco para solventar este pequeño déficit de velocidad con una gran estrategia. No hay más que ver su excelente primera etapa junto a su apreciado Paul Peggs.

 Por desgracia, “Financial Crisis” merece su nombre y aunque Marco se desvive por todo, observamos como barcos vecinos no paran de abrir bobinas de cabos, cuando nosotros reciclamos trozos “viejos” de lo que desechan. Pero nos echamos unas risas y no tenemos nada que perder en el agua.

 Entre las pequeñas anécdotas, me está costando  adaptarme de nuevo a un teclado con acentos y la querida letra Ñ! ¡Yo que soy un puritano de la ortografía, por inercia debido al teclado británico en la primera etapa, me olvido de algunos de ellos estos días!

 Para cambiar un poco de la pasada etapa ya he acabado de seleccionar la música con tiempo, la música que  regirá mis momentos de plenitud deportiva.

 ¡Editar los vídeos están tomando más tiempo de lo que pensaba!  Creo que hay muy buen material…

 Vuelve el apartado culinario sólo para decir que llegué con unos 10kg menos, me veía las costillas y poco a poco los voy recuperando con abundante carne y pequeños caprichos como la tan ansiada tarta de queso… También me permito probar cosas nuevas como Cocodrilo:  nunca pensé que me gustaría como me gustó! Cuando algún día al final de mi vida deportiva pueda cumplir mi deseo de convertirme en vegetariano, al menos  será sin remordimientos, ya  lo habré probado todo. Así  nadie podrá decirme “No sabes lo que te pierdes…”

 Mi vida a bordo es Capetown estos días. Ciudad altamente recomendable. La manera de vivir de la gente es casi idéntica a España , estoy más que a gusto. Una ciudad grande y con áreas muy diferentes una de otra. Y Table mountain que reina por encima de todo… He tenido mucha suerte de compartir muchos momentos con Philippa y Nick de “Pheyesa Racing” que me han apadrinado un poco y me enseñan cuánto pueden en cuanto su apretada agenda de reparaciones se lo permite… Nick es muy grande, un día de estos os contaré batallitas suyas.  Me han dejado la boca abierta.  Entre otras cosas tiene dos vueltas al mundo en busca del menor tiempo con dos maxicatamaranes diferentes… De lo único que me arrepiento es no haber  ejercido tan bien de anfitrión en Palma como ellos han hecho conmigo aquí.

Y para acabar, en unos días, si todo va bien, veréis en mi web www.hugoramon.com un link hacia mi cuenta de Paypal, ya sabéis, para que quién quiera pueda hacer donaciones para que este servidor pueda seguir escribiendo y grabando desde en medio de los mares…

Buenas noches desde Charles Guesthouse en el WaterKant. Me leeréis de nuevo más regularmente ahora que el secretismo ha acabado…

Llegada, Capetown y próxima etapa.


Hola a todos. Me doy cuenta que me va a costar muchísimo más escribir desde tierra, la inspiración no aparece y las palabras no fluyen. ¿Será porque el mar no me acompaña? ¿O será porque he relajado el ritmo de estrés y me he acomodado un poquitín? Sea lo que sea he vuelto a recuperar mi ordenador, por lo tanto bienvenidos ansiados acentos y ansiada letra Ñ. Desde casa tenían que corregir cada texto para no dañaros la vista. Aún así es increíble, acostumbrado a 41 días de teclado británico, en los que al final no hacía el ademán de pulsar los acentos, ahora me cuesta mucho más, así que me tengo que releer constantemente para no dejarme algún signo en el tintero…

Volviendo atrás la llegada fue muy bonita, con muchas focas nadando bastante graciosamente a nuestro alrededor. ¡Yo nunca había visto una foca en su medio natural! Nada más cruzar la línea de llegada, desprecintado del motor y la primera cervecita fresca. Mientras vamos entrando en el puerto vemos que los barcos que salen nos saludan. Empieza siendo un puerto pesquero, auténticamente de película. Un puerto rudo, práctico pero con su encanto. Cuando pasamos los puentes, la gente nos vitorea. Siento un gran calorcito en el corazón. Nuestro amarre está pegado al Acuarium y pegado a un centro comercial.

Capetown es una ciudad increíble. Por suerte me alojo no demasiado cerca del barco y puedo ver otra cosa que no sea agua, además de campar a mis anchas, explorando recondijos de esta ciudad muy bien diseñada. Hay que reconocer que me siento un poco “English man in New York” de Sting; he perdido todo sentido de la orientación y me pierdo frecuentemente.

Y aquí dos noticias:

Fotos de la primera etapa disponibles en el link de flickr de mi web http://www.hugoramon.com espero las disfrutéis.

And last but not least me han hecho una buena oferta para hacer las siguientes etapas en otro barco así que no vuelvo a Palma… Por ahora sólo puedo decir que mejoraré mi puesto en la clasificación, es decir que el barco con el que empezaré la segunda etapa está mejor clasificado que CESSNA CITATION… No me lo merezco pero es una situación un tanto cómica… ¡Creo que no hace falta añadir que estoy mucho más que contento! Sólo me hace falta trajes de agua que no sé cómo conseguirlos, pero no creo sea difícil. A seguir de cerca….

Buenas noches desde CHARLES BED AND BREAKFAST, a punto de quedarme dormido en mi cama….

Y sin embargo…MOVEMBER

A pesar de todo, Conrad y Hugo han querido cumplir con su compromiso con Movember, este movimiento destinado a sensibilizar sobre el cáncer de próstata. Se han afeitado, hasta dejarse solo el bigote: aquí está el resultado:

(les queda como una travesía Palma-Cabrera)

Estamos en estado de shock

5 de noviembre.

Llegaremos en torno a las 12h y las 15h UTC. No ha sido posible la remontada. Hemos reventado los 2 asimetricos que nos quedaban. A6 y A5 . Se suman a la lista del A2 y todo en menos de 24 horas. Sin estas velas casi estamos parados. Se ve que el día 41 de mar se ha aliado con el barco numero 41: Financial Crisis.

De las 3 roturas dos han sido errores mecánicos de las velas y la última gran parte es debido a un fallo humano nuestro, quizá más mío, por dar las culpas a alguien. No nos lo podíamos creer. Hemos luchado en la inmensidad de la noche ante el océano para recuperlas enteras del agua pero no ha sido posible. Era muy peligroso, las velas flameando te arrastraban fuera del barco. No había fuerza humana posible para controlarlo pero había que intentarlo. Las velas se desgarraban entre nuestras manos, la veías morir sin poder hacer nada. Cuando el otro trozo estaba en el agua enganchado por la quilla o los timones la situación era parecida pero luchábamos contra Neptuno en vez de contra Eolo. Estamos en estado de shock total, la mente poco clara por el cansancio acumulado de no dormir, las manos ensangrentadas, la moral por los suelos. En un estado anímico y físico deplorable. No suelto una lágrima por respeto a Conrad ya que para él es mucho peor, casi le da igual la etapa: Son velas que le ha costado mucho tener, nuevas de trinca y tiene que ahora pagar la reparación (si se puede), tenerlas listas para la próxima etapa. Pensareis que para mí es solamente un pequeño revés deportivo que me perseguirá unos meses, pero aqui enmedio del mar todo cambia y tus sentimientos también. No tenemos otro hombro en el que apoyarnos que el mutuo, cambia mucho de un revés deportivo a pie de pista  donde tienes enseguida el cariño de tu gente. Es horrible que un proyecto largamente trabajado  acabara así y te lo tienes que comer solito…

Aun así ya me lo conozco, viví la misma situación en la Transat 2009: A 150 millas tambien me quede sin asimetricos y tuve que ver como me pasaban todos. Aquí por suerte solo serán Marco&Paul. Pero no por estar entrenado deja de doler…

Actualmente estamos dentro del barco en popa redonda orejas de burro con trinqueta y mayor casi rumbo directo a Capetown. Hace frío, apenas hemos cruzado dos frases desde el incidente. Ojala no nos retrase demasiado la llegada, ahora la espera con este nuevo panorama es insoportable.

Me da una rabia inmensa porque veo que “Financial Crisis” va lento, a la misma velocidad que nosotros. Lo hubiesemos pasado seguro, pero esto es deporte mecánico y es muy incierto. FC ha jugado estupendamente sus cartas, además de buena gente son muy buenos marinos. Así que les doy mi más sincera enhorabuena. Aquí al menos nos hemos divertido y hemos demostrado que creemos en nosotros. Haber remontado las 250 millas que nos indicaban los routings cuando nos decantamos por la ruta Sur y haber alcanzado solamente las 10 millas de desventaja ayer muestra que hemos sudado, que estamos aquí para algo y que nos gusta la velocidad. Creo que a falta de confirmación oficial, hemos hecho la mejor media en 3 horas, en 24 horas y velocidad punta de toda la flota desde que hemos salido. A partir de ahora seguiré escribiendo mientras esté en Capetown pero menos regularmente.

Para prensa y amigos,  no voy a conectar el Teléfono aquí en Capetown, por razones de coste, así que o por mi email hugo(arroba)hugoramon.com o por skype.

Llegaré a Palma sobre día 23. De momento en Capetown, a descansar y a ayudar a Conrad a preparar el barco para la segunda etapa…

Este homenaje va por vosotros, por los que habeis estado aquí incondicionalmente, por los que habeis estado en la sombra, por los que cada día habeis mostrado muestras de apoyo, cariño y consejos… Gracias por este calor humano y que estas humildes letras que por casualidad se han juntado, no quedasen en tierra de nadie, sino en muchos corazones. Gracias de nuevo y volveremos con las secciones que tanto os gustan en la próxima aventura.

Buenas noches y buena suerte desde CESSNA CITATION…

“Vienen del oeste y no son pescadores”

4 de Noviembre. 11h00 TU

Me imagino a los habitantes de Capetown afirmando cuando nos vean: “Vienen del oeste y no son pescadores”. Es una frase del libro que Jorge me regaló a pie de pantalán;  se adapta perfectamente a la situación.  Se llama “Fortuna de mar y otros relatos”. Su autor es Tadeusz Malinowski. Ojalá lo podáis encontrar.

La táctica cvs Marco parece no ir demasiado mal, pero tenemos que luchar todavía mucho… Tampoco quiero arriesgarme con hipótesis, prefiero guardármelas…

Ayer tuvimos bastantes desafortunadas novedades. Como sé que cuando se publique esto  estaremos llegando, no corremos el riesgo de que nos lea Marco y le aliente a dar más gas!  Primero en una orzada bestial rompimos nuestro asimétrico grande A2. Irrecuperable. Estaba durmiendo, salí sin traje de agua y corrí hacia la proa. La vela ya estaba muerta,  lo primordial era que al menos no se enganchase con la quilla y los timones. Paramos el barco, hicimos marcha atrás. Como derivábamos más rápido que ella, casi estática en el agua, no la alcanzábamos. Un desastre. Perdimos mucho tiempo, esfuerzos y una vela fundamental. Enseguida izamos el asimétrico a6, el más pequeño de “running” y volvimos a cabalgar las olas. Volví a mi litera y paff, se rompió un cabo de sujeción de la angulación del botalón. Vuelta a la proa corriendo mientras Conrad intentaba domar el barco. Mojé todas mis capas interiores de ropa porque el barco, aun con velocidad, se clavaba en cada ola… Lo peor es que este sistema alternativo rompió 3 veces hasta que llegamos a una óptima solución… Y claro, cada vez más mojado…

Al empezar mi guardia decidí que daba igual ponerme el traje de agua encima de lo mojado. Las botas, un clásico recurrente en este blog, decreté que las iba a llamar chanclas, porque me entraba más agua que si hubiesen estado abiertas… De paso me permití  ir descalzo dentro de ellas, ya que me era muy desagradable tener los calcetines inundados en 4 dedos de líquido salado…

Empecé con viento de entre 28 y 32 nudos. Salvaje, pero tan divertido… Estuve media hora sin bajar de los 18,5 nudos. Apenas se veía la proa;  mis gafas de ver, (las que Conrad llama “gafas de secretaria sexy”), me permitían mantener los ojos medianamente abiertos… Era una auténtica manguera de bombero a presión sobre mi cuerpo. Los geisers de agua que explotaban en la proa llegaban más alto que la primera cruceta. La parte derecha de mi cara estaba totalmente congelada, las manos agarrotadas en la caña se negaban en rotundo a abrirse, y la espalda destrozada ante tan mala posición y tanta presión en el timón. Y con todo esto había que navegar con una precisión de relojero para no darse una buena bofetada y no romper algo más.

Por suerte allí llegó mi record: 22,2 nudos. Por más que lo veía difícil  de superar me lo arrebató Conrad poco después: ¡ 22,5, damned! Naturalmente no descansé hasta conseguir la “pole” esta mañana :¡23,9! ( ¿Será definitivo?) .

Llegó a ser tan intenso el frío que pensé seriamente en imitar al personaje “cortito” de “Los Santos Inocentes de Miguel Delibes” y orinarme en la manos. Ya solo me hubiese faltado decir: “Milana, milana bonita!” ( reaccioné y no hice ninguna de las dos cosas…).

El highlight culinario de hoy es que hemos encontrado un bote que nos obsequió, en vez de los cacahuetes esperadas, con  ¡oh,  granos de café envueltos en chocolate! Por lo tanto esta  noche no nos dormiremos.

Y mi homenaje es hoy para Conrad. Al cabo de arduas negociaciones hemos llegado un acuerdo para que me cedase 4 toallitas húmedas a cambio de mi ración de cacahuetes fritos con miel. Como considero que me hace un favor… gracias!

Buenas noches desde CESSNA CITATION, QUE YA HUELE A TIERRA!

 

PLANEOS Y RITMO INFERNAL

3 de Noviembre.

¡Estoy cabreado! Conrad me acaba de machacar en el pique que tenemos en materia de planeos. Mi máxima era 20,8 ayer y él me anuncia ahora un 21.8.¡ Se va a enterar cuando vuelva a pillar el timón!

Volvemos a estar rápidos en la regata después del pequeño “parón” sufrido hace unas horas. Poco hay que contar, nos estamos turnando y machacando a la caña para no perder una décima de velocidad, aparte que el piloto no aguanta este ritmo ni en bromas. La caña es muy dura y la espalda se resiente muchísimo. Ayer os comenté que todavía no queríamos hacer estimaciones. Pues hoy  llevamos todo el día elucubrando y calculando. Normal, en el display justo delante leo las millas que quedan a meta…En estas 470 millas tenemos que sacarle 75 a Marco y Paul.  Ya me veo pidiendonos estribor en Table Bay… Será una situación muy probable.

Por desgracia el descanso del guerrero se esta resintiendo, la fuga del tanque de agua ha vuelto a dar la lata y cuando estábamos los dos fuera y sin enterarnos ha vertido una considerable cantidad de agua en el puff y en el saco de dormir. Total que nos quitamos la ropa mojada para entrar en una “litera mojada”… Pero ya casi que nos da un poco igual, si fuese una regata solo de dos dias habríamos armado un escándalo, aquí ya vemos luz al final del túnel y sabemos que solo se trata de aguantar, de avanzar y de quejarse poco!

En el apartado comida,  lo que mejor podría definir lo que comemos es “olla podrida” . Es una especie de plato de cuchara que consiste en poner todo lo que tengas en la nevera, que se supone que es poco y muy variado… me chocó mucho cuando lo vi mencionado en no sé que libro hace muchos años.
Pues mi recipiente isotérmico ha vivido lo mismo hasta hoy, que ya agua de mar no le ha bastado y he gastado mis ultimas gotas de jabon para bebé en dejarlo aceptable. Ayer tuve suerte probé un plato nuevo vegetariano, una especie de potaje de lentejas con champiñones que no estaba mal del todo. Y como por la noche tenía pasta con champiñones otra vez, la mezclé con una sopa de gorgonzola con espinacas que hemos descubierto en una de las bolsas diarias de comida. Una delicia. Y hoy tengo hambre todo el día y ya me he comido mi muesli, mis cacahuetes, mi barrita y mi media bolsa de Quely snack. Será que mi cuerpo lo pide para combatir el frío?

Para los románticos, solo hay tristeza hoy, la luna apenas hizo acto de presencia y el cielo plomizo da un aire muy de mares del Sur a este paisaje.

Y basta por hoy, necesito descansar…

Buenas noches desde CESSNA CITATION, a la caza del Italiano a la fuga…

Para darles ánimos en este duro final de etapa, unos dibujos de parte de los alumnos de Mons, que han vuelto de sus vacaciones de todos los santos con muchas preguntas, que iremos transmitiendo a Hugo y Conrad a la llegada.

CUENTA ATRÁS

2 de Noviembre

Desde ayer vimos que esta noche podíamos hacer daño. Los milibares del barómetro bajaron hasta 1024, señal de que el anticiclón no nos crearía problemas. Gracias a esto pudimos orzar estas valiosas millas que ahora nos han situado en una posición que me gusta mucho. Creo que aquí podríamos volver a recuperar el control de la flota con el viento  previsto para los próximos días.

Empieza la cuenta atrás. En estos días previos a la llegada  prevalecen los cálculos para  sacar una décima más de velocidad.  Puedo asegurar que solo sé cuantas millas quedan hasta Capetown, pero no sé cuando llegaremos ni me importa. Solo tengo un objetivo entre ceja y ceja: acercarnos a Financial Crisis para después intentar pasarlo. En cada planeada, en cada remada con la mayor, pienso: “Marco, Paul, estáis mas cerca”. Me daría igual navegar una semana más con tal de pasarles. Vuelvo a reiterar que es muy difícil, estan jugando duro, han hecho una bonita etapa y se merecerían la tercera posicion, pero el deporte no entiende de justicia. ¡Quiero ganarles aunque sea injusto! En estas últimas 1000 millas de infarto estan sacando las máximas prestaciones de los barcos, y no somos menos a bordo de Cessna Citation: Hemos liderado casi todos los últimos partes de sectores que nos da la organización cada 3 horas. Con un viento de  22 / 28 nudos planeamos entre 14 y 19 nudos, aunque evidentemente nuestras medias bajan. Es una navegación estresante, atenta y concentrada, pero madre mía, qué delicia! No sé quien inventó el ir a contraviento, ni por qué narices se nos ocurrió hace una semana que podría ser la clave… Estamos en un ambiente mojado.  El agua entra en el barco por culpa de los “geisers” que emergen de la proa o de los costados, y en cubierta fluyen constantemente  ríos de 3 dedos de agua. Por fortuna podemos navegar sin la parte de arriba del traje de agua. Para resguardarnos la espalda hemos montado una especie de barricada con las velas en cubierta. Sobrepasan nuestra cabeza. Es su posición perfecta por peso para estas condiciones.

Siguen los calamares suicidas. El hemisferio norte era el terreno de juego de los peces voladores;  el sur es más selecto y nos brinda  con calamares. Por mí no hace falta.

Creo que nos hemos cruzado con un primo hermano del albatrós, o eso quiero creer yo. No movía las alas, igual que el albatrós, pero no era tan grande, ni tan majestuoso.

Por cierto, una dato curioso: hace unas horas estábamos casi exactamente en la posición de Mallorca, pero en el hemisferio sur: 38S 002E, señal de que hemos cruzado el meridiano de Greenwich! Lástima que cruzar el meridiano no se celebre!

Para los románticos diré que ayer pude seguir milimetro a milimetro como la luna-croissant se adentraba en el mar. No giré la cabeza hasta cerciorarme de que había sido engullido enteramente en las profundidades.  Sé que hoy acudirá puntual a su cita. Tener sol a las 5 de la mañana tampoco ha estado mal, nos ha espabilado para apretar aún más CESSNA CITATION.

En la sección cocina creo que necesitamos fervientemente una limpieza de cacharros, todo huele un poco mal y todo sabe a lo mismo. Como no podemos limpiar bien ahora, no hay grandes novedades, o quizá sean demasiado asquerosas para contarlas. Lo que sí sé es que no volveré a comer chocolate en mi vida. Es olerlo y me dan náuseas!

Tengo que reconocer que no me importa pasarme más días en el mar, los que haga falta, pero siempre con un  objetivo: llegar. Llegar porque sé que me espera una cama y un tazón de caldo caliente en Mallorca, a la que puedo llamar sin temor: hogar. Por eso, siempre he admirado a los vagabundos del mar, como Moitessier o Vito Dumas que solo saben cuando zarpan. Nunca saben adónde van porque no entienden la palabra llegar. Su destino está entre las olas. Ellos sí comprenderían las sabias palabras de un amigo mío: “¡frissar es de pobres!” Asi que mi homenaje para ellos.

Buenas noches desde CESSNA CITATION, dudando en si convertirse en jugador de póker o de ajedrez…

Hace tres días, la colada:

 

 

 

A %d blogueros les gusta esto: